30 noviembre 2005

Prueba Ruby online

En Try Ruby! (in your browser) tenéis un mini tutorial de Ruby. Se puede apreciar lo simple que parece el lenguaje, lo sencillo de utilizar que es y lo ligeramente enrevesado de su sintaxis. Pero bueno, no tiene mala pinta. Otra cosa a la pila de probar, hala.

16 noviembre 2005

Como de costumbre...

Siento, de verdad que siento reincidir en lo de siempre, pero hay cosas que me sulivellan. Hasta en el sitio más insospechado salta la liebre. Estoy tan a gusto leyendo un artículo de Ethan Zuckerman, en el que se explica cómo bloguear anónimamente y me encuentro con la siguiente perla de conocimiento y sabiduría:

"El ordenador de Jim (que utiliza Windows) se reinicia frecuentemente."

Nada, nada. Doble clic sobre el icono de Estado de Conexión en la barra del sistema, ALT+ImprPant, Photoshop, CTRL+N, ENTER, CTRL+V, y voilá, una opinión discordante:

conexion

Vamos, que el tal Jim debe ser un inútil integral.

Por lo demás, el artículo muy recomendable.

12 noviembre 2005

Sobre los colegios

Recientemente estaba siguiendo un foro en el que, entre otras cosas, se hablaba de la mala situación de todos los curritos informáticos que trabajamos en consultorías, más conocidas como industrias cárnicas, aunque en mi modesta opinión tratantes de esclavos es una definición que les va mejor. Otro día hablaremos de esto con más detalle, porque ahora quiero centrarme en el comentario de un colega que decía en el foro algo como esto:

Estoy trabajando al lado de un "informático" que no tiene la carrera... Así nos va... Si hubiera un COLEGIO DE INFORMÁTICOS podríamos exigir que se nos tratara con dignidad...

Y no pude por menos, claro, que pensar en mí. Yo trabajo de informático, pero no soy informático: no tengo la dichosa carrera. Ni acabada, ni empezada, ni un miserable módulo. Ni esa carrera ni ninguna otra, por cierto.

¿Y?

La gente en este país tiene unas ideas de lo más peregrino en cuanto a la educación. Estoy harto de ver gente currando de mensajero que cuando le preguntan qué es dice "Soy periodista", por ejemplo. Y todo sencillamente porque ha terminado la carrera de Ciencias de la Información. Bueno, pues yo pienso que debería ser justo al revés: si trabajas de mensajero, eres mensajero, por muy temporal que creas que va a ser el trabajo. Si trabajas de periodista, eres periodista, no importa que hayas estudiado Ciencias de la Información, Ingeniería de Montes o Billares y Recreativos 101.

Y yo no soy informático. Soy programador. Me gano las habichuelas muy dignamente gracias a ello y, exactamente igual que el resto de curritos de este país, a veces me siento orgulloso de mi trabajo y a veces no. Y no creo que fuera mejor programador por tener un papel que acredite que soy ingeniero informático. A ver cuándo cojones nos damos cuenta en este puñetero país que el mejor trabajador no es aquél que tiene más cantidad de títulos, másters y legajos en la buchaca; sino aquél con mayor vocación, capacidad de servicio, capacidad de superación. Y esas cualidades no se encuentran en unos papeles.

Ojo. No estoy diciendo que los graduados no sean buenos informáticos: hay de todo como en botica. Estoy diciendo que el hecho de graduarte en una carrera no te convierte automáticamente en un buen trabajador de lo que sea que trate tu carrera, sobre todo teniendo en cuenta la eminentemente vocación práctica de las carreras en este país. Siguiendo estrictamente el temario, uno puede salir de la carrera sin tener ni puta idea de lo que es el desarrollo orientado a tests, por ejemplo. Otra cosa es que además de lo que te enseñan en tu carrera uno investigue por su cuenta y aprenda lo que en la carrera no se enseña; pero esa es una cualidad que se debe llevar dentro, que no viene determinada por la posesión de tal o cual título.

En definitivas cuentas, que si el tipejo del ejemplo anterior (y de otros muchos como él) fuera puesto en práctica yo lo tendría crudo. Se instaura un Colegio de Ingenieros Informáticos y todo Dios que tenga aprobada la carrera tendría que pasar por vicaría, inscribirse en el Colegio, pagar sus cuotas y acatar sus órdenes porque en caso contrario no podrías currar de lo que has estudiado. Yo, por ejemplo, me tendría que buscar la vida y trabajar de cualquier otra cosa. Dedicarme a la cría de la gamba salvaje, mismamente, y todo por la sencilla razón de que mientras el tipejo de la cita estaba en la cafetería de su universidad aprendiendo a jugar al mus, yo ya estaba trabajando de lo que él estudiaba. Tengo más de diez años de experiencia, pero no tengo título: a la puta calle conmigo.

El problema es que el tipejo de antes no se da cuenta de un pequeño detalle: los Colegios son una mafia. Pura y dura. Y si no me creéis, preguntadle a cualquier profesional colegiado como un arquitecto, o un abogado o un farmacéutico. Y el Colegio no sólo no serviría para evitar que las consultorías nos trataran como nos tratan, sino que precisamente serviría para todo lo contrario: para que las consultoras nos pudiesen apretar aún más. ¿Quién creéis que estaría al cargo del Colegio? ¿Ingenieros informáticos independientes e imparciales, o ingenieros informáticos amiguitos de la directiva de las grandes empresas de informática de este país? ¿Y si el tipejo de antes saliese tarifando de una empresa, cuánto tiempo creéis que tardarían las demás en enterarse? ¿No os dais cuenta que un Colegio de Informáticos es la mejor forma de mantener las tan traídas y llevadas listas negras de trabajadores? Ahora mismo no creo que existan esas listas más que en la imaginación de unos cuantos jefecillos miserables y en los temores de unos cuantos ingenieros apocopados, pero teniendo un Colegio no creo que tardaran en existir.


11 noviembre 2005

Dos links interesantes

James Avery, el autor de Visual Studio Hacks, tanto el libro como la web, ha actualizado su lista de 10 herramientas imprescindibles que todo desarrollador debería descargarse ahora mismo, y además ha creado una lista de 10 add-ins de Visual Studio que todo desarrollador debería descargarse ahora mismo. Así que, ya sabéis.

Nota.- Sí, lo sé, llevo un huevo sin actualizar este blog. También llevo un huevo trabajando sin prácticamente pausa. Ya vendrán tiempos mejores y podré contaros las cosas que me pasan, aunque sea en modo flashback.