24 enero 2005

Pero si ayer tenía 50 Gbs...

Hoy en día hacemos cosas que hace diez años (incluso cinco) nos hubieran parecido ciencia-ficción: se nos quedan cortos discos duros de 200 Gbs, nos bajamos de la red ficheros de 800 Mbs (o mucho más), copiamos imágenes de DVDs que ocupan 4 Gbs cada una, etc., etc. Todo ello hace que discos duros con capacidades fantásticas hace muy poco tiempo se nos vayan quedando cortos, y que más de uno estemos pensando (o tengamos ya) un array de discos duros llegando a medirse ya en Terabytes en lugar de en Gigabytes.

Gracias a Coding Horror, tengo noticia de dos útiles herramientas para ir comprobando cuánto disco duro nos queda y (más útil) quién está ocupando más espacio: Overdisk y TreeSize.