24 octubre 2004

Problemas de hardware

Compré recientemente un router wireless 3Com y una tarjeta D-LINK DWLG-650+ para mi portátil. Después de instalar y configurar una mini-red wireless en mi cuarto (y digo mini porque ahora mismo sólo tengo portátil) y asegurarme en la medida de lo posible que ningún vecino entre en mi red, me puse a probar y todo iba estupendamente. Internet bien, correo bien, programas de mensajería y chat estupendamente. Pero cuando abro Azureus empiezan los problemas.

Azureus es (EMHO) el mejor programa para usar la red P2P de BitTorrent. Está hecho en Java y, a pesar de ese gran hándicap, no consume demasiados recursos de sistema y tiene un interfaz gráfico muy agradable. Además, es uno de los que mejor actualiza las estadísticas de carga y descarga, dato muy importante porque alguno de los trackers a los que pertenezco banean a los leechers sin ningún miramiento.

El caso es que en cuanto conectaba Azureus el programa me reconocía los torrents que estaba bajando, conectaba con fuentes y se ponía a cargar y descargar sin ningún problema. Durante cinco minutos, como máximo. A los cinco minutos, el ordenador se bloqueaba completamente. Congelado. No se movía el ratón, no respondía al teclado, ni CTRL+ALT+SUPR ni nada de nada. Muerto. Y me hacía lo mismo cada vez que usaba Azureus.

Muy bien, se estaba cometiendo un error de software, o de hardware, y había que encontrar a los culpables. Haciendo un trabajo a lo Sherlock, comenzamos a eliminar posibilidades. Estos son los sospechosos y las pruebas realizadas:

  • Azureus.- Quizá el problema fuera el software P2P que estaba usando. Probé a descargar otro (también para la red BitTorrent) llamado BitComet, que me producía exactamente los mismos resultados. Azureus era inocente.

  • BitTorrent.- Quizás la culpable fuera la misma red de intercambio de ficheros P2P BitTorrent. Algo en sus protocolos o vaya usted a saber. Probé con eMule y con WinMX, que son programas completamente distintos que utilizan formas completamente diferentes de engancharse con otros ordenadores para cargar y descargar ficheros y los resultados eran exactamente los mismos. Si ninguna red P2P funcionaba, ése no era el problema. BitTorrent era inocente.

  • Router.- Quizás el problema estuviera en el router. Me llevé el portátil a la oficina, donde tenemos un router WiFi US Robotics generalmente muerto de risa y configuré mi portátil y mi tarjeta para engancharse contra él. Internet bien, correo bien, Azureus reventando el ordenador a los cinco minutos. Mi router 3Com era inocente.

  • Firewall.- Quizás el firewall incorporado a mi router 3Com estaba causando problemas. En lugar de intentar hacer cosas como port forwarding y demás sutilezas, me decidí por un enfoque gordiano de la situación: deshabilité completamente el firewall de mi router. Los mismos resultados: el firewall era inocente.

  • Tarjeta WiFi.- La tarjeta comenzaba a perfilarse como principal sospechosa. Pedí a un compañero que me prestara una tarjeta de otra marca (una Conceptronics) y la instalé y configuré contra el router de mi empresa y, para mi desesperación, obtuve los mismos resultados: la tarjeta D-LINK era inocente.



¿Qué hacer en un escenario en el que todos los sospechosos parecen inocentes? Preguntarle a Google, claro. Y después de mucho buscar, rebuscar, mirar y remirar, me encuentro este maravilloso foro: Broadband Reports. Gracias a él me entero de que los drivers oficiales de D-Link son, literalmente, una mierda y que todo el mundo utiliza o bien unos drivers genéricos o bien los drivers de US Robotics. Dicho y hecho, después de unas cuantas pruebas me bajo e instalo los drivers de US Robotics para mi tarjeta DLink y llevo como una semana descargando y cargando felizmente en la red BitTorrent. Hay que joderse.

NOTA IMPORTANTE.- No sólo los drivers de D-LINK son una mierda: su servicio técnico APESTA. Mandé un correo a su servicio técnico en España hace dos semanas y todavía estoy esperando que me respondan, aunque sea una respuesta automatizada para decirme que han recibido mi queja y la están procesando. Llamé por teléfono durante toda la semana pasada, todos los días, al menos tres veces al día. No me cogieron el teléfono NUNCA. En más de quince llamadas, siempre estaban ocupados. Acojonante. Su servicio técnico en Estados Unidos al menos da señales de vida: les mandé un correo con mi problema y me respondieron a los quince minutos, eso sí para decirme que tenía pinta de ser un problema complejo que no me podían arreglar por mail (?). Llamé por teléfono y el yankee que me atendió me dijo que no podía ayudarme, que tenía que ser mi servicio técnico local. Le expliqué que el servicio técnico local de D-Link debía estar en una boda gitana o algo así y me dijo que lo sentía mucho, pero que eran las normas. En fin.

Como de costumbre, si quieres algo bien hecho, hazlo tú.