21 octubre 2004

The Matrix Online

Ayer lo hice, finalmente. Llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de comprarme y engancharme a un MMORPG (o Massively Multiplayer Online Role-Playing Game), pero varios factores me lo impedían.

Primero os cuento qué son, y el que ya lo sepa que se salte el siguiente párrafo, y luego os cuento cuáles eran mis excusas para no engancharme a ninguno. Los MMORPG (o Juegos de Rol en Red Masivamente Multijugador, en cutre-traducción) son juegos de rol por ordenador (estilo Diablo o Neverwinter Nights) pero que se juegan exclusivamente online. Nunca me han hecho mucha gracia los RPGs por ordenador (yo soy de mesas, papeles y dados); pero lo de jugar con (y contra) un montón de gente por red no deja de tener su atractivo. Y, en teoría (porque la verdad es que nunca he jugado a ninguno), vas cumpliendo misiones mientras el personaje que te hayas creado van creciendo y aumentando sus poderes, mientras que haces amigos y enemigos de otros jugadores como tú. Es decir, que le añade a los juegos online de toda la vida una suerte de persistencia, historias y gestas de las de contar a los amigos mientras te miran con cara de este tío está cada vez más loco.

Hay un auténtico montón de MMORPGs: Star Wars Galaxies (que acaba de publicar una expansión para pilotar naves espaciales), The Sims Online (con éste se montó una buena polémica no hace mucho), Everquest, Ultima Online, World of Warcraft, y un largo etcétera.

¿Y las razones por las cuales no me he enganchado nunca? Varias: la primera y principal es porque en este bendito país, como siempre, no nos enteramos de nada. Ninguno de los juegos mencionados en el párrafo anterior está publicado en España. Cosa que no entiendo, porque tanto The Sims como Warcraft, ambos en cualquiera de sus múltiples ediciones, han vendido chorrocientas mil unidades. Por no hablar de cualquier producto que lleve el marchamo Star Wars. Pero parece ser que en este país nuestro con tener FIFAs y Pro Evolution Soccers ya tenemos bastante.

El segundo pero de estos juegos es el precio: lógicamente, estos juegos necesitan una infraestructura hardware tremenda, y te la cobran. Además de pagar el precio estándar (unos $60 ) por el juego original, en el 99% de estos juegos tienes que pagar una cuota mensual para jugarlos.

El tercer pero es el tiempo: cuanto más tiempo estés jugando, más potente se hace tu personaje. Los que tenemos que trabajar ocho horas al día (eso, cuando tenemos suerte) por no contar las tres horas de desplazamientos diarios (again, cuando tenemos suerte) pues no tenemos el tiempo material para jugar hasta alcanzar los niveles que otros desocupados alcanzan en mucho menos tiempo. Y ese tipo de cosas frustra, oigan.

El cuarto pero es el factor adicción: si para poco tiempo libre que tengo lo voy a dedicar a esta clase de juegos, apaga y vámonos. Sé de sobras que esta clase de juegos enganchan, y enganchan mucho: al factor adictivo normal de un juego tienes que añadir los factores de la comunidad de jugadores con la que te vas a codear, más el factor competitivo, más el factor completista. Demasiada tela.

¿Puntos a favor? En mi caso, la curiosidad: tengo ganas de probar uno, qué leches.

En definitiva, que me estoy alargando demasiado: que con todos esos puntos en contra y con tan débil excusa a favor, ayer desenvainé la Visa (maldito invento) y me hice un pre-order de The Matrix Online, un MMORPG en el que, efectivamente, se podrá emular a Neo, Trinity y compañía siendo más chulo que un ocho con gafas y gabardina de cuero. El juego no se ha publicado todavía (y según EA se va a publicar en este país, o por lo menos eran los planes) pero paso de esperar o de fiarme de estos mercachifles: yo lo pre-solicito y ya llegará a mi casa cuando se publique. Me tocará pagar la mensualidad y ponerme a jugar. Os tendré al día, prometido.

Como hemos visto, la curiosidad ha matado al gato (o herido a la Visa). Veremos si la satisfacción lo trae de vuelta.

PS.- Y está visto que en este país no jugaremos MMORPGs en condiciones hasta que los de Pyro, mis arrogantes vecinitos del piso de arriba, no se decidan a hacer algo al respecto. Cómo somos, rediós.

2 Comments:

  • Pues ya me contarás, tronco. Tiene buena pinta, de momento, mandarte un link curiosete para tu gmail... y ¡¡¡¡EN JAVA!!!! ;-)
    Es un mini programa, que emula un servidor POP3 y lee el correo de gmail, yahoo, etc.

    http://www.the13thfloor.org/mrpostman/

    By Anonymous Anónimo, at 12:26 a. m.  

  • Hola, me gustaría saber el tema este de pagar... me han regalado el juego y según el manual los primeros 30 días de juego son gratuitos.. mi pregunta es.. desde que te registras cuentan los días, o sólo cuentan las horas de juego? (de ser así, 30 días serían 720 horas de juego, mientras que si fuesen 30 días desde el registro.. sería un mes jugases o no jugases)

    Un saludo y gracias ;)

    By Anonymous redonet, at 8:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home