09 agosto 2004

¿Hacia un cambio de rumbo?

Hoy me ha cogido mi director técnico por banda y me ha llevado a una reunión, así, un lunes de buena mañana y sin avisar.

El caso es que no me había visto trabajar antes (siempre he estado en clientes), pero dice que le gusta mi forma de trabajar, de investigar y de desarrollar, que soy proactivo, lo que viene a decir que curro como un negro, pero en palabras bonitas. Y supongo que eso es lo que quieren: un tío dispuesto a currar en horas de oficina, fuera de horas de oficina, en fines de semana, hasta dormido. Hay que joderse. Proactivo.

El caso es que lo que me ha ofrecido no está mal: puesto fijo en la oficina, me sacan del rooster de técnicos destinables a clientes y paso a formar parte del equipo de desarrollo in-house para proyectos externos e internos, pero sin ir a cliente.

¿Y haciendo qué? Pues si salen proyectos en .NET, pues eso. Si no (y por ahora es que no, cosa que no entiendo), pues tengo que ir migrando a Java. De momento me voy de vacaciones el viernes que viene y para cuando vuelva en septiembre me degradan a programador junior, porque en Java es lo que soy (bueno, más bien soy un becario) y hala!, embarcado en un proyecto de ocho meses.

Así que no os asustéis si de aquí a unos meses empiezo a hablaros también de JDKs, y del Eclipse, y de JDBCs y demás rollos.

Virgencita, virgencita,...